Continuum mente-corazón-cuerpo

Continuación... de Mis manos nacieron ciegas y buscan tus ojos
Por que para algunos,
nuestro cuerpo es silencio deformado,
de pequeñas luces intermitentes
de pequeñas exhalaciones,
incluso,
de minúsculos caminos con similares direcciones
de "manos que nacieron ciegas
y acunan sus locos sueños"...

De pájaros amarillos en el pecho y un pequeño corazón color cereza en el estómago, de colores infinitos estamos llenos desde el ojo hasta el pie, somos huérfanos de cuerpo y sobre nuestros labios se posan las palabras de la selva, de los cantores emplumados del amazonas, de la lluvia de ciudades grises, de deseos, de nostalgias y felicidad infinita.. de luciérnagas en las pestañas.... de tantas e infinitas cosas estamos hechos.
......respiras, sin moscas ni gusanos en el vientre,
respiras..ahh… ese suspiro que deja el viento..

4 comentarios:

Paola dijo...

Cuando encuentras en un texto tantas cosas en su esencia, en su palabra que te gustan, aunque les dieras otro orden como que las palabras se posan como pajaros en tus labios color cereza e igual llueve de nostalgia gris mientras titilan las luciérnagas... Que se yo. No deberia decir nada. Solo que me encantaron tus pajaros amarillos... y cierto... de tantos colores estamos fabricados!.

El Gaucho Santillán dijo...

Bueno.

Muy bueno realmente.

un abrazo.

demoonkevin dijo...

Qué par de poemas, en realidad tres en uno, considerando la unidad temática. Son tantas las cosas que decirte sobre él, pero permíteme primero tomarme el atrevimiento de citar algo que me vino a la mente con tu poema:

"[...]
es obvio y comprensible
que las manzanas y los jazmines
y los cuidadores de autos y los ciclistas
y las hijas de los villeros
y los cachorros extraviados
y los bichitos de san antonio
y las cajas de fósforo
te consideren una de los suyos [...]"
Un fragmento del poema "Como siempre", de Mario Benedetti.
Es que me parecieron geniales las imágenes que usas (embrujar gatos, manos que nacieron ciegas, silencio deformado, pájaros amarillos; por mencionar algunas de las que me parecieron geniales), tanto como Benedetti, para expresar aquella relación bastante -y remarco, BASTANTE- íntima entre la persona (el eros, el cuerpo, el corazón color cereza) y el entorno, y la naturaleza, y el medio. Es una constante en tus poemas, y es una de las cosas que más me encanta de lo que haces. Mira esto:
"sobre nuestros labios se posan las palabras de la selva, de los cantores emplumados del amazonas, de la lluvia de ciudades grises, de deseos, de nostalgias y felicidad infinita.. "
y te digo, sinceramente, que juegas magníficamente con estos recursos, con esta idea que me imagino tienes sobre la unidad entre la persona y el todo. Cómo vas de el cuerpo a lo natural (selva, naturaleza) y a la ciudad y nuevamente a la persona, al espíritu y relacionar todo esto, y conjugar todo esto, con palabras bellamente enlazadas, musicales, porque detrás de todo esto, está la música, siempre (será porque siempre te leo con los fondos musicales y naturales de tu blog, que me parece todo genial) presente.
Y perdona que insista, pero mira esto último:
".....respiras, sin moscas ni gusanos en el vientre,
respiras..ahh… ese suspiro que deja el viento.."
Es fascinante, el sonido de la lluvia que ahora escucho de fondo en la web, las moscas , los gusanos, y la perfecta conjugación entre la respiración, el aliento de una boca, con el aliento de la naturaleza, del universo, "el viento", y fusionarlos , y volverlos uno solo.
Está de más decir, que me ha encantado el texto.
Y perdona que haya estado ausente ya algún tiempo, ya sabes, estoy estoy estoy y luego desaparezco, y vuelvo a estar. Lo cierto, es que este espacio, me fascina, mucho. Por momentos pienso que es un escape a la realidad, y un acercamiento a lo real, a lo universal y particular, y -como diría Benedetti- viceversa.
Un abrazo desde Lima.
demoonkevin

Paola Ortiz dijo...

Uff permíteme unos minutos (que pueden ser hasta un par de días) para respirar y asimilar que hasta los gusanos, las moscas, la lluvia, el corazón color cereza, y los pájaros amarillos son aún más hermosos cuando se les ven con otros ojos. Que buena forma de analizar este texto, que hasta pueden ser 4 en 1, 2 o 3… tal vez 5.... no lo sé, depende del día en que se lean.

Y pensar que pronto se acercan mis trescientos meses exactos, justo cuando me llega de tu parte un poema que siempre me ha gustado, por que he pensado que la forma que le daba Benedetti a cada escrito era sublime, de sus manos se lanzaban gritando de infinita necesidad de ser oídas las palabras más bellas, se juntaban unas con otras, se untaban de un poco de magia del creador del poema y “plaf” una majestuosa combinación de tonos, sentimientos, días, horas, expresiones, en fin, GRACIAS!!

Me alegraste mucho la semana con este comentario, renovó mis energías y mis ganas de seguir escribiendo.. es difícil algunas veces encontrar gente que aprecie esas imágenes y esas combinaciones un poco extrañas y radicales entre el ser, su entorno, sus sentimientos y de vuelta a la naturaleza. Siempre me alegra enormemente ver apreciaciones así, por que sé entonces, qué no son letras muertas, viven con la lectura de seres mágicos.

Cómo te digo siempre: SIEMPRE serás bienvenido el día que quieras pasar y bien recibido por supuesto. También he estado un poco ausente, pero pasaré a leerte mucho y a comentarte un poco. Un abrazo muy grande desde la fría Bogotá, que hoy está mocosa y trémula...
Pao Ortiz