Cielo azul

Los segundos gotean de las estalactitas de la nada rocosa y silente, 
donde se esparcen atónitas las estrellas que te sueñan. 
El día pasa en su barco silencioso, abandonando en mis labios, 
un poco del sabor de tus besos y tu piel, salpicando todo en cielo azul… 
lentamente, el tiempo se escapa de mis manos temblorosas 
que te observan desde lejos como pretendiendo desnudarte, 
y así, descubrir tus sueños en cada uno de tus suspiros.