Cranberries disecadas..

-Claro papacito… siempre he sido muy fotogénica- palabras, que como vino en los labios se derramaban dulcemente mojándolo todo. En seguida, se quedo en silencio, con un nudo tan grande en la faringe como si hubiese tragado una píldora gigante e indigestible, lentamente, esos ojos redondos, vestidos con maquillaje del día anterior, se nublaron con gotas pesadas y vidriosas, comenzó a hablar de nuevo. –Yo era bella, si, era hermosa.. jmmm un cuerpazo, usted hubiera visto, cuando entraba a las residencias con otras personas...- de nuevo, cayó en absoluto mutismo y para matar ese silencio dijo -Era hermosa. Mi sueño era ser modelo, muy femenina, es más, a los catorce mi mamá pensaba meterme a "Casablanca" y lo recuerdo cuando veo ese centro de protocolo, etiqueta y pasarela sobre la Autopista Norte, allá le enseñan a uno a modelar [Pero quedé embarazada]. Me encanta posar frente a los espejos, me encanta verme. Me gustaría que me hicieran un estudio donde haya espejos grandes para posar- Arrugo los labios como si estuviera besando ciegamente al olvido, al tiempo que se hundía en esos recuerdos fangosos e inestables. Encendió su cigarro mientras reflejaba sus ojos en el espejo de 4x7, ese, con unas damas inglesas descoloridas que se posaban en su mano -Y mis ojos, mis ojos no son bonitos, siempre he dicho que lo único bonito es la mirada.- Sus dedos llenos de Cranberries disecadas empezaron a esculcar maquinalmente ese pequeño sobre de jean marca “Chevignon”, de donde apareció un frasquito y una papeleta de cuadros, doblada en dieciséis partes. Mientras hablaba, sus dedos artísticamente desnudaban al “diablo” para volverlo a cubrir –Hoy, hoy estoy feliz, por que ha sido un día bueno, recibí buena comida, estoy bien, antes de darme un pepazo, porque es el diablo... El bazuco es el diablo- Ese lápiz de ojos un poco borroso, un poco “pasado perfecto”, se cerraba y abría dejando ver pupilas entre miel y ocre que brillaban y se opacaban luego. –Yo era muy hermosa y nunca lo valore, como todo. A veces cuando veo las fotos de esos días me pongo, no sé, cómo se diría, me pongo a llorar. A veces siento las miradas de la gente, ya no es como antes, es lástima, eso sí se ve.- El Schaman y Amarilla se levantaron, le agradecieron por dejarse fotografiar y caminaron por la avenida sin musitar ni una sola palabra, mientras ella, se disipaba en el humo, besando y acariciando al diablo de papel, que danzaba sensualmente como seduciéndola e invitándola a pasar una noche más en el infierno. Foto: Alex Usquiano

"Cold silence has a tendency to atrophy any sense of compassion"
Agradecimiento a: CAROLINA, habitante de la calle y excelente modelo de esa pasarela de concreto.

1 comentario:

  1. MARIANITA15/1/09 14:39

    NENITA ESTA DEMASIADO VOLADO, ME ENCANTO. TE MANDO UN FUERTE ABRAZO Y ESPERO VVERTE CUANDO VIAJE A COLOMBIA SE TE EXTRAÑA POR ACA.

    GRACIAS POR ESE MAIL TAN HERMOSO DIVINA

    ResponderEliminar

¡¡Muchas Gracias por su Comentario.!!