Carta al natural...

Le escribí una carta convencional, natural, donde le declaraba: “mi amor sincero”.

Desempolvado mis dotes de jardinería, la enterré, le agregue vodka y cenizas de cigarrillo, un poco de atardecer de ese que guardamos una vez en el bolsillo secreto de su gabán, un SI agudo de pájaro azul y abono, por supuesto, como se hace siempre.

Durante días me senté junto a ese pedazo de tierra desordenado, de dónde empezaron a nacer hojas enanas y tragaluces cubiertos de pétalos, enmarañados con ese aroma a primicia, hechizo, locura.

El último día de espera, cuando mis ojos deseaban ceñirse a la luz del alba, apareció una flor de papel en medio de las hojas, como sí nada, como siempre (con el mismo amor sincero), atravesada por un mutismo sublime, ese, tan diferente, tan suyo… tan Je t'adore mon amour!! 

Photo: Alex Usquiano

Selección del Editor...

Cranberries disecadas..

Tengo un corazón delator...

Tú tienes sangre fría. Yo, demasiada fiebre.

La difusa calma del vacío...

No dejes nada para después…

Soliloquios y fantasmas...

Vivir a módicas cuotas..

Escrito al viento...

Círculo vicioso...

Ahí, en lo más profundo del alma...